Get Adobe Flash player

PROGRAMA SOCIO – CULTURAL

 

 

El Proyecto Educamus, además de presentar algunas innovaciones en el ámbito didáctico musical dentro del considerado Programa Educativo, también aporta algunas novedades respecto a su modelo pedagógico con el claro objetivo de conseguir una doble función, por una parte favorecer e impulsar el proceso de aprendizaje musical y, por otra, ampliar y enriquecer la misma esencia formativa, todo ello a través de la actuación sobre dos ámbitos diferenciados, el social y el cultural.

 

 

Contexto Social

 

Si bien el ser humano es sociable por naturaleza, Educar lleva implícito un proceso de socialización de éste. Es por ello que, dentro del modelo educativo que aquí se promueve, la relación humana ocupa un lugar preferente en la formación de los niños, considerando tres perspectivas:

 

  • Grupo: La práctica en grupo favorece la motivación, la atención, la observación de unos alumnos sobre otros, razonando, valorando acciones y resultados, pudiendo llegar incluso a cambiar su propio comportamiento. La práctica grupal, especialmente en la educación musical, conduce a tener que coordinar, respetar, compartir y actuar dentro de un conjunto plural en el que es importante el establecimiento de un ambiente de colaboración y no de competencia, y en el que hay que aprender a convivir y desarrollar conductas positivas en el quehacer y buen logro de un empeño común.
  • Familia: Los niños deben participar espontáneamente en un ambiente natural y tranquilo, deben sentirse seguros y confiados, y para ello nada mejor que cuando sienten cerca el calor de sus padres. Es por ello que, en el Programa SocioCultural invitamos a la familia a participar día a día de nuestro proyecto, acompañando y disfrutando con su hijo en su proceso de aprendizaje, haciéndoles partícipes de cada una de sus clases y actividades así como recomendando trasladar la experiencia al ámbito familiar.
  • Sociedad: No menos importante es el entorno social que envuelve toda práctica educativa. Es por ello que, la Educación Musical que aquí presentamos, debe desarrollarse en un entorno favorable que fomente el aprendizaje y, al mismo, alimente el crecimiento personal de los niños.

 

 

Contexto Cultural

 

Otro modo de favorecer la formación tanto a nivel musical como personal es conocer manifestaciones artísticas y culturales como la pintura, la poesía, …, al igual que aquellas disciplinas que ahondan en el cuidado del cuerpo y la mente (p.e. técnicas de relajación) con la cuales la música se complementa.

 

El propósito es acercar y dar conocimientos al alumno y familiares a otros medios de expresión y disciplinas formativas, no tan solo con la intención de exponer sus virtudes y aprovechar su relación con la música, sino también recomendando y promoviendo su práctica.

 

Para la consecución de los objetivos de este Programa Socio–Cultural se implementan una serie de actividades divididas en dos líneas diferenciadas:

 

  • Actividades Complementarias: Vienen a complementar la educación musical, al mismo que por otra ofrecen un enorme potencial de relaciones humanas como son las audiciones, asistencia a conciertos, concentraciones musicales, etc.
  • Actividades Paralelas: Si bien pueden o no pertenecer al ámbito musical, sí están cercanas al mundo de la cultura y el arte; al mismo se consideran otro tipo de actividades de simple esparcimiento y ocio, las cuales ofrecen un fuerte potencial de relaciones humanas.

 

Con todo ello, además de beneficiar y complementar la formación, se favorece la creación de relaciones de amistad, se fortalecen los vínculos familiares, se contribuye a construir entornos sociales participativos y democratizadores, se generan vivencias únicas, …