Get Adobe Flash player

MÉTODO ORFF – SCHULWERK

 

 

La educación musical debe partir del hogar”.

 

Carl Orff


 

 

 

Carl Orff, con 5 años inició su formación de piano, órgano y violonchelo y a partir de 1911 compuso sus primeros cincuenta lieder. A partir de 1915 fue director de orquesta del teatro Münchner Kammerspiele y, tres años después, en Mannheim y Darmstadt. En 1937 saltó a la fama como compositor, cuando dio a conocer su cantata Carmina Burana, recreación en clave moderna de unos poemas medievales.

 

Como pedagogo presentó en 1930 un nuevo método de enseñanza al que denominó Schulwerk (trabajo escolar), obra la cual en la que se recoge sus enseñanzas en la escuela de gimnasia, de música y de danza que había fundado en 1924 junto con Dorothee Günther, la “GünterSchule”.

         

Orff

Carl Orff (Munich, 1895 – 1982)

            

En esta escuela, Orff y Gunild Keeman imparten las clases de música. A través de esta experiencia, ambos estudian e investigan la situación real de la enseñanza musical en sus primeros estadios, en relación con el niño y con su forma de ser y de expresarse, llegando a la conclusión de la importancia y papel que desempeña la educación sensorial como punto de arranque y fundamento en la educación musical.

 

 

Metodología

 

No se trata de un método cerrado, sino más bien es un sistema de ideas pedagógicas que permanecen vivas y evolucionan día a día. Su forma de aplicación depende del profesor y de la respuesta que reciba de sus alumnos. El riesgo fundamental consiste en entender mal la idea de “elementalidad”, no se trata de facilitar la música para comenzar, sino de utilizar sus elementos en estado originario.

 

La base de la obra pedagógica "Orffiana" queda recogida en el trinomio:

  1. Lenguaje
  2. Música
  3. Movimiento

 

Esta visión de la educación musical es llevada al aula de modo real y consciente, considerando la teoría como consecuencia lógica de la experiencia práctica y sensorial.

 

Junto con el lenguaje y el movimiento, el contacto con la música es practicada por el alumnado con todos sus elementos: ritmo, melodía, armonía y timbre, concediéndose gran importancia a la improvisación y a la creación musical, para ello los instrumentos de percusión tanto de sonido indeterminado como determinado (láminas) tienen especial importancia.