Get Adobe Flash player

ETAPA TEMPRANA

 

 

Es hecho evidente que aquellos sonidos escuchados en la Etapa Prenatal como los latidos de la madre, las voces familiares, en especial las de la madre y el padre, son diferenciadas del resto de personas, y son asociadas por el recién nacido con sensaciones de seguridad, tranquilidad y satisfacción.

 

Igualmente, se ha comprobado en qué medida algunos estímulos sonoros y musicales proporcionados durante la gestación, posteriormente manifiestan conductas determinadas como respuesta a la recepción de nuevo de dichos estímulos ya conocidos.

Estos, aparentemente, simples hechos nos demuestran la importancia de los sonidos en el desarrollo cognitivo del ser humano. Por tanto, para asegurar una experiencia educativa completa, el mundo de los sonidos y la música debe estar presente desde edad temprana.

 

Es por ello que, inmediatamente después del nacimiento, el niño debe ser rodeado de multitud de sonidos, tanto aquellos que le proporciona el entorno, voces, ruidos ambiente, etc. como de aquellos otros que se les puede facilitar intencionadamente como sonajeros, cascabeles, campanillas, etc., con objeto de motivar la sensibilización auditiva.

 

Con ello, se habrá dado un primer paso hacia una Educación Musical.


Esta primera infancia, la cual aquí denominamos como Edad Temprana, la establecemos entre los 0 y 3 años. Siguiendo los Estadios según Piaget:

 

•    0 – 2 años: Estadio Sensorio–motor

•    2 – 3 años: Estadio Preoperacional

 


Primer Periodo – Estadio Sensorio–motor


Este periodo es el más heterogéneo de todos ya que en él se producen, en diferentes fases y en cortos espacios de tiempo, los cambios más pronunciados a través de los cuales el niño va poniendo en activo en primer lugar sus mecanismos reflejos congénitos, sucediendo una reiteración y coordinación de movimientos, experimentación y descubrimiento, todo lo cual concluirá con el desarrollo de nuevas representaciones mentales y progresiva conceptualización de las mismas.

 

Es el momento de la Estimulación Sensorial, con el interés de desarrollar aquellos Procesos Cognitivos Básicos – Simples, como por ejemplo:

 

⎯    Sensación

⎯    Percepción

⎯    Discriminación

⎯    Atención

 

 

Por una parte, hay que ayudar al niño a descubrir y tener contacto con el mundo que le rodea y, para ello, el mundo de los sonidos y el movimiento son los medios más poderosos con los que se cuenta.

 

Además, esto mismo contribuirá a desarrollar su percepción auditiva, le ayudará a comunicarse, a expresar lo que quisiera decir con palabras, a socializarse con su entorno y, cómo no, a envolverlo  del inmenso placer que proporciona la música.

 

 

Segundo Periodo – Estadio Preoperacional


Es la etapa del pensamiento, del lenguaje simbólico, de la conducta imitativa, de las imágenes mentales, del dibujo, de los juegos y, sobre todo, del inicio de la expresión verbal.

 

Se considera que el niño, desde alrededor de los dos años, está principalmente ocupado con materiales que percibe, por ello es el momento de desarrollar, a través de simples juegos, algunos otros Procesos Cognitivos Básicos – Simples, como por ejemplo:

 

⎯    Motivación

⎯    Concentración

⎯    Conceptualización

 

Es importante que proporcionemos al niño un entorno sonoro rico, donde obtengan oportunidades para observar, escuchar, experimentar, copiar modelos, comunicarse y desarrollar su expresividad emotiva.